Consejos para elegir y almacenar naranjas.

Cómo elegir naranjas maduras y frescas y cómo almacenarlas adecuadamente para prolongar su frescura

Las naranjas son una fruta deliciosa y saludable, pero a veces puede ser difícil elegir las naranjas maduras y frescas perfectas para disfrutar. Además, una vez que tienes las naranjas en casa, es importante saber cómo almacenarlas adecuadamente para prolongar su frescura. Aquí te presentamos algunos consejos útiles para elegir y almacenar naranjas.

1. Cómo elegir naranjas maduras y frescas: 

  • Busca naranjas con un color anaranjado intenso y sin manchas marrones.
  • Asegúrate de que las naranjas estén suaves al tacto y no tengan golpes o arrugas.
  • Elige naranjas con un peso considerable, ya que esto suele indicar que están llenas de jugo.
  • Si deseas naranjas para hacer jugo, elige las que tengan una piel fina y no muy rugosa.

2. Cómo almacenar naranjas adecuadamente:

  • Mantén las naranjas en un lugar fresco y seco, como en una cesta o en una nevera (no en la puerta, ya que allí las temperaturas fluctúan).
  • No las almacenes junto a frutas que emiten etileno, como las bananas o las peras, ya que esto puede acelerar su madurez.
  • Si tienes naranjas con piel fina y delicada, es mejor almacenarlas en un recipiente cerrado.

3. Cómo prolongar la frescura de las naranjas:

  • Consume las naranjas lo antes posible después de comprarlas para disfrutar de su máxima frescura.
  • Si no puedes consumir todas las naranjas inmediatamente, puedes cortarlas en cuartos y congelarlas para disfrutar de jugo de naranja fresco en cualquier momento.
  • También puedes hacer mermelada o marmalade con las naranjas que están madurando más rápido.

 

Al seguir estos consejos, podrás disfrutar de naranjas maduras y frescas en cualquier momento. Además, al elegir naranjas orgánicas y almacenarlas adecuadamente, estarás cuidando no solo tu salud, sino también el medio ambiente. No olvides que las naranjas son una excelente fuente de vitamina C y otros nutrientes esenciales para nuestro cuerpo. ¡Aprovecha al máximo su frescura y sabor!